La cocina es el alma de la casa

La cocina es el corazón de cada vivienda

Dicen que la cocina es el corazón toda familia. Y pensamos que es verdad. Ya sea chiquita o monumental, la cocina es el núcleo de la casa. Es el lugar al que se crean las comidas. Nutren los organismos, sueños y ánimos de los cuates y hermanos de todas las culturas. Muchas personas piensan que mientras que la existencia tiende a ser desarrollada en el aposento, aprende en el fogón. Algunos pueden creer lo mismo y muchos más opinar de otra forma. ¿Tú que crees?
La influencia de la forma de vivir
Gran parte de la repercusión de este tipo de parte de la casa parece depender del levantamiento de la cocina, el número de familiares que la usan y el estilo de vida. En las residencias más anticuadas, las cocinas eran más limitadas y apartadas del resto de la construcción. Se trataba de un sitio mesurado usado casi exclusivamente para preparar los alimentos que cerrado por lo general para tapar el alboroto de platos y ollas. Todos se alimentaban y se juntaban en en el comedor y la sala. En las propiedades más viejas se les deba más trascendencia a los comedores y sillones de la sala.

Las cocinas solo servían para cocinar.
Como que las cocinas sirvieron en cierto tiempo simple y llanamente para preparar los alimentos, en este momento pueden ser también para muchas otras actividades. Toda la gente encontramos memorias de nuestras madres cocinando sin detenerse con una estufa, trabajando sin descanso durante encimeras donde preparaban riquísimas y grandes comidas que disfrutaba la familia completa. A veces, a los más pequeños se les exigía conservarse lejos de la cocina para que alguien cocinara. En otros hoggares se anima a los infantes a acercarse y asimilar el las formas de la gastronomía, el gozo de la organización de una comida familiar, guardando reales recuerdos de toda una vida. Las cocinas no son habitaciones calmadas y calladas. Son estancias rebosantes de electricidad, fragancia y textura.
La cocina no tenía tanta vida
En las casas más grandes, las habitaciones se veían frecuentemente lo necesariamente amplias como para llevar adentro una mesa lo bastante grande como para albergar a una familia para el desayuno, un aperitivo o una comida ligera, con las comidas notables todavía estaba destinado a ser servido en el comedor, donde se juntaba la parentela en momentos importantes. La gastronomía de la casa tenía muchisima trascendencia en las generaciones pasadas que hoy en día, probablemente, como consecuencia de los tiempos de vida más llenos de trabajo de los tiempos modernos.

Inventando la vida con el gusto
Quizás de los sentidos que más rápido se desarrollan en las personas es el gusto, de ahí que el enlace con la comida y, claro, con la cocina, sea una situación consustancial. Desde pequeños podríamos sentir esa llamada con quien sea que nos prepare la comida, porque es una especie de comunicación no verbal que nos lleva, pero además que muestra demasiado en realmente. Y mediante esos gustos es que vamos comenzando a descubrir el mundo que nos abarca.
La cocina de hoy
En el presente nos encontramos con muchas ideas de vista de cocinas que demandan rehabilitar este espacio y agregarle el reconocimiento que se merece. Una de las situaciones más significantes fue acoger el hecho de que muy pocos propiedades poseen ahora el espacio que contaban anteriormente. En aquellas residencias inmensas era posible hallar grandes cocinas donde cabían mesas lo bastante grandes para que se pudieran meter a todos los miembros de la familia en el momento de la cena. La comunicación al interior de la cocina fue y continúa siendo aun una tradición extremadamente trascendente.
Así que hoy que los espacios de vivienda son cada vez más chicos, los diseñadores y arquitectos han querido generar ambientes descubiertos donde el área pueda comunicarse con diversas zonas de la vivienda. En el momento en que una cocina es del tipo abierto en comparación de un sector cerrado y separado, preparar la comida es una tarea divertida y se olvida la concepción de que cocinar pueda ser una faena pesada y hartante.
Comiendo por los ojos
Obviamente, para que cocinar sea una labor grata, el área donde se instale la cocina tiene que ser así mismo muy deleitable. Un análisis de la Universidad de Illinois reflejó que el modo en que un espacio se percibe, los colores de los elementos e incluso la distribución los elementos, ayuda a que cualquiera logre sentirse relajada, o por el contrario, se sienta estrés.
Todo el sentimiento que tenemos al momento de cocinar algo, impacta de forma directa en el sabor y la mirada del plato. Por eso el decorado de la cocina es un aspecto bastante básico para todo el sentimiento que se produzca alrededor de este espacio.
Una buena mezcla de los puntos
Tenemos entendido que en lo referente a diseño todo tiene que ver con el gusto de cada quien. No obstante, hay aspectos básicos de la ornamentación que se están involucrados al momento de elegir embellecer una cocina.
Por una parte, los tonos de las paredes sutiles dan la sensación de calma, de inocencia, de un área cómodo. Si se ponen las paredes de tapices foscos el área se verá limitado, se percibirá más oscuro y más acalorado lo cuál puede incluir una resultado que impacte inclusive en el apetito.
Elementos para cocinar
Todos nos volvemos locos los breves momentos se habla de los complementos de cocina. Acudimos a los locales y literalmente nos fantaseamos con toda la variedad de accesorios que existen. Sin embargo, una cuestión súper fundamental es no comprar cosas demás. En medio de los productos eléctricos y utensilios, en ocasiones la cocina tiene una vista llena de cosas que jamás empleamos que, no importando el diseño, nada se ve en orden.
Para empezar debemos definir que es aquello que realmente requerimos, adquirir nada más que las cosillas que si utilizaremos o que remplazarán algo que ya está muy viejo. Producir un sitio especial para cierto electrodoméstico es también muy importante. Si cada elemento tendría un sitio en específico, todo esto le generará una sensación de felicidad instantáneo a la persona que se introduzca en la cocina, sumado a que hará más pragmático el laborar en el interior de la cocina.
La iluminación es básica
Y, para concluir, escribiremos de la importancia que presenta un rincón bien iluminado. En algunas ocasiones la cocina es un lugar en que no solamente se alimenta la gente, pero también se comparte o se toma el café, etc. Motivo por el cual es necesario considerar la excelente iluminación de la zona. En el momento en que se cuenta con buena iluminación natural, considera tener lámparas que sean capaces aportar la luz imprescindible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s